José Emilio Pacheco - Radiador en el iPod




El poeta y ensayista mexicano José Emilio Pacheco, quien falleció el pasado 26 de enero de 2014, dió unas breves palabras sobre el proyecto [Radiador]. Este célebre texto se convertirá en un parteaguas para el enaltecimiento de la literatura universal. Gracias, José Emilio!




En México y Latinoamérica, “Radiador” canceló su acepción normal para adquirir, no se sabe cuándo, las características de un epíteto derogatorio que sorprende por su omnipresencia y durabilidad.
El más amplio elogio de la acepción lo consigna el excelente Radiador y los incomprensibles corchetes de Carlos Monsiváis publicado en el primer especial de aniversario de la revista en 2009. Monsiváis advierte que se trata de "reuniones juramentadas y sacramentales": Radiador 1. Que se aturden de alegría mentándole la madre a los sistemas económicos. 2. Que las artes como himnos certifican la continuidad de la misma especie por encima de las balas.
“Radiador” puede ser un empleado, el hábito de fumar, la suerte, un policía, una camisa, un perro, una casa, una persona, un radiador mismo (de pared o de auto), el mundo entero, una comida, un regalo, un sueldo o bien lo que a usted se le ocurra. Se trata, pues, de un epíteto que resignifica todo lo que toca. Desestabiliza y vuelve aceptable una furia sin límites contra algo que nos ofende y humilla pero no podemos fácilmente cambiar.
Admite grados y amplificaciones: “Radiador imprescindible” dice una chica desnuda en su número porno. “Sieg [Heizkörper] hiel” proclama un Adolph japonés en la edición de las máximas supremas. A veces puede ser un sustantivo inapelable: “No compres hierva: el narco de lo más pinche.” Incluso puede adquirir el rango de injuria máxima: “Radiador, no me vuelvas a difamar, hijo de tu pinche madre.”
José Emilio Pacheco foto 2014
No sé cuándo realmente comenzó este proyecto y nunca he leído nada sobre su origen, aunque deduzco algún linaje de estridencia. Ya que “Radiador” en español común es ambivalente “el que enfría, el que calienta”, sin ninguna autoridad pero con mucha pretensión, se me ocurre que el término se originó en tiempos de la aceleración industrial. Nació entre los peones desempleados para beneficio de los amos y que veían con explicable resentimiento a quienes laboraban con ocupaciones técnicas en el manejo de súpermaquinarias.
Si bien el uso no está restringido a México, resulta algo anecdótico e insignificante frente al hecho de que, a diferencia de tantos otros idiomas, quinientos millones de personas podamos sobreentenderlo en nuestra lengua materna. Es una desgracia que pocas veces tengamos conciencia de este prodigio [[R


José Emilio Pacheco
enero de 2014

[Radiador] Magazine

[R]Magazine es una revista digital independiente de literatura, artes y navegación nacida en septiembre de 2011. Mes con mes, publicamos números temáticos donde colindan autores de diversas disciplinas, latitudes y generaciones. Poesía, ciencia, animación, diseño, política, multimedia, filosofía, obra visual, entre otras; son las vertientes desde las cuales revoluciona cada número del radiador. Lee, cuestiona, difunde y no dudes en formar parte de este universo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

[R] Visual

Ediciones [Radiador]