Lagunas de Chacahua (Emanaciones) - por Aurelio Meza




Aurelio Mexa (Ciudad de México, 1985)



De Región méxico, (H)onda Nómada Ediciones, 2013




[I / 2005]

De noche suena el estruendo de miles de animales e insectos en el agua, en el aire, en el lodo, en el mar, revolviéndose y llamándose de un lado a otro de la laguna, donde Chacahua sigue pero ya no es el mismo, incluso el nombre del pueblo se transforma extrañamente en “La grúa Chacahua”.

De día también se refleja la vida en el agua

pero brota más silenciosa

como si temiera molestar a quien la lastima.

No sé cómo es que llegué a la conclusión de que escapar es el gesto más valiente, pero sé que fue aquí donde en realidad empecé mi poema para ti.



[II / 2007-2008]

Esto es seguramente lo más cerca que estaremos de volar:

te estoy cargando en la laguna y te protejo del sol con mi propio cuerpo

mientras avanzamos el agua nos recorre y nos acerca…

***

No teníamos relojes siquiera, según mis cálculos el año nuevo había pasado hace algunos minutos, pero la gente igual seguía bailando alrededor de la fogata, luego de un rato los djemberos aumentaron la velocidad, nos envolvía una trama de sonido y fuego, alguien se puso a contar y los demás lo siguieron, ¡9, 8, 7…0! Y nos dimos un beso que duró el año entero, hasta parecía que por fin habíamos vencido a la distancia y comprobábamos que era apenas una abstracción, un punto de vista.



[III / 2009-2010]

En el mar cada ola se desplaza sinuosa, pasa desapercibida en mar abierto, cambia a medida que se acerca a la costa, fluctúa a merced de su propia fuerza, del viento, la luna e incluso otras olas que llegaron antes, y al chocar se doblan aún más sus anatomías,

sus autonomías.

Cuando el frío aún se rebela contra el vapor de la tierra

escucho en el mar de mañana

una canción interminable que se estira y se enrolla.



Cuando no estás conmigo me da por hablar solo.

***

El mar es ese amante encabritado que te quita el aliento si te sorprende con la guardia baja.

Amar es un mar ajeno en que nos sumergimos como a una nueva atmósfera.

Paradizaje, dijo un amigo.



Muchas veces la primera ola no es la que te mata sino la segunda.

***

Aquí todos dicen disfrutar lo autóctono, les gusta caminar alrededor de sus alojamientos y asumir su extranjería. Quieren salir del huevo pero no se alejan demasiado del nido.

Se acercan a los costeños como quien conoce a un aborigen por las monografías de la secundaria: Oiga, ¿y usted sabe vudú? Ellos corresponden a sus prejuicios: es el inicio del simulacro.

Cada palapa está llena de historias, lazos, dobleces que vamos desenrollando, deshojando como una cebolla en cada visita, porque el que conoce una vez el paraíso hará lo imposible por regresar.

Los turistas vienen a inventar historias sobre su contacto con la costa, sus habitantes y su paisaje. Cada anécdota, cada personaje de la playa es una parte del hilo de esta inmensa historia que nunca conoceremos por completo, pues en cada parte del hilo hay nudos que sólo se van desatando con el tiempo.

No sé si a los costeños les interese conocer la “esencia” de los  chilangos, pero seguramente les intrigan esos tipos que se ponen un montón de crema o spray en la piel y en el cabello, que vienen a la playa a embriagarse y fumar mota a lo pendejo, que son como niños pequeños o como connoiseurs del mundo y sólo son unos turistas.

(A nadie le gusta que un chilango le diga qué hay que hacer

mucho menos a otro chilango.)

Pero habrá en cada playa, en cada pueblo, un niño solitario que mira demasiado hacia el mar en la costa, o hacia las estrellas tierra adentro. Escuchará las historias de pueblos lejanos y también de su propio pueblo, contada como una historia extraordinaria, será el eslabón que unirá distancias. Es el surgimiento del viajero, el nómada, el otrado, como le quieran llamar.

Él no es el héroe que conquista nuevos reinos

o los recupera al trono de su elección

su vida no es el origen de una estirpe

sino el desierto, río o mar que atraviesa

y la carretera que evade

como astro de sus propias penas


¿Y la gente que le importa? La extraña, pero sólo le queda eso, desear verla pronto[[R










---------------------------
 

[Radiador] Magazine

[R]Magazine es una revista digital independiente de literatura, artes y navegación nacida en septiembre de 2011. Mes con mes, publicamos números temáticos donde colindan autores de diversas disciplinas, latitudes y generaciones. Poesía, ciencia, animación, diseño, política, multimedia, filosofía, obra visual, entre otras; son las vertientes desde las cuales revoluciona cada número del radiador. Lee, cuestiona, difunde y no dudes en formar parte de este universo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

[R] Visual

Ediciones [Radiador]