De nuevo un alce - por Antonio Calera-Grobet



  Antonio Calera-Grobet (México, 1973)





DE NUEVO UN ALCE



TÚ, QUE PUEDES, MIRA COMO ME SALE SANGRE DE LOS OJOS.

SANGRE

Porque nacidos guijarros (guijarros que fueron sacos, que fueron montículos, que fueron continentes que se hicieron nosotros), no somos, ahora, más que payasos.

SANGRE

porque nacidos pelícanos (pelícanos que se tajaron y dieron de comer a otros pelícanos, que se tajaron y dieron de comer a otros pelícanos que se atragantaron y vomitaron sobre los otros), no somos, ahora, más que badajos.

SANGRE

porque nacidos de noches cerradas como ésta, ni los llanos húmedos, ni las aguas de los ríos a través de los bosques sosegados, pueden abrirle la tráquea, el pecho, dar aire a uno aquí, arrojado a las postrimerías del mundo.

SANGRE

porque entumecidos, nos sabemos ordinarias bateas de sopa al centro de una mesa, fría.  

SANGRE

arracimada pues, en moluscos tibios. Eso: moluscos tibios sobre el mantel de la tiricia.  (¿En espera de qué-según quién?) (¿Cuántos días-un año-diez?)

(¿Un tiempo-una época-una era entera?)

(¿Para abrir los ojos a misma cimbra de la obra negra?)



(NO)



Habría en vez que hablar desde otros cerros, las más apartadas esferas,

ese majestuoso concierto que va,

desde el mismo suelo que lame nuestros zapatos hasta la pesca astral de nuevos credos,

y lleva por nombre la callada música de los planetas…



Por eso es que te escribo, mi amigo viajero.

Porque quedan aún cosas por decir, cosas que deberás pulir aunque te sientas vino viejo.

Por eso es que te digo:

PULE. Aunque no halles siempre cómo: PULE.

PULE hasta tu osamenta, deja cada hueso limpio y duro de roer: PULE.

PULE porque pulir urge. PULE.

 Porque hay que cantar de nuevo no como majaretas

sino ciudadanos arrojados a la mera vida, nunca más como meros poetas

:PULE:

HASTA TU SANGRE:

P U L E.



SANGRE porque si bien nacimos como abejas, no interesa ya labor alguna sea de un zángano o de su reina, ni siquiera el magno espíritu de la colmena, y valen menos que nada los poemas que ruedan libres hacia los puntos más oscuros de la Tierra, la tierra sí la tierra, eso que es de lo que se ha ido pero también de lo que queda, eso que somos y seremos: pura agua, puras piedras.

SANGRE, digo, en los tepalcates arrumbados en los traspatios, los floreros anegados, acendrada en las más tristes cubetas de geranios, en todo aquello por lo que no brindamos.

SANGRE, digo, por la que habrá que plantarse como árbol y aferrarse,

contra la tormenta, la tolvanera,

SANGRE de donde brota, orgullosa, el hambre,

sin arredrarse ante el mismo nudo de las afrentas.



*

Pero ello, mi viajero, mi amigo, si a ti llegara alguna vez la negra noche, alzarás en tu mente una morada:

Prenderás ahí fuego a todos tus calderos y la compartirás, con ajenos y compañeros, hasta bien entrada el alba:

“TU SANGRE”

Ahí otra vez frente al espejo te dirás,

ahí es que de nuevo te verás diciendo:

“Si tú haces de mar y yo de trainera, no habrá zozobra ni hienas”.

“Sabes lo que pienso, lo que ves es lo que ofrezco, también las vísceras, lo que llevo por dentro”.

 TÚ: NO SERÁS MÁS UN MOJÓN EN DONOSTIA, UN PEDAZO DE TEJA.

SERÁS DE NUEVO UN HERMOSO ALCE INAMCULADO

LA MÁS MAGNÍFICA DE LAS BESTIAS [[R





----- 

[Radiador] Magazine

[R]Magazine es una revista digital independiente de literatura, artes y navegación nacida en septiembre de 2011. Mes con mes, publicamos números temáticos donde colindan autores de diversas disciplinas, latitudes y generaciones. Poesía, ciencia, animación, diseño, política, multimedia, filosofía, obra visual, entre otras; son las vertientes desde las cuales revoluciona cada número del radiador. Lee, cuestiona, difunde y no dudes en formar parte de este universo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

[R] Visual

Ediciones [Radiador]